6 de abril de 2010

Peña Bajenza 941m


Islallana es un pequeño pueblo riojano, del valle del Iregua, atravesado por la N-111 que desde Logroño nos conduce al Pto. de Piqueras adentrándose en tierras Sorianas.


Pueblo de Islallana (La Rioja)


Atardecer en Peña Bajenza


Pueblo cobijado por unas grandes peñas de conglomerado, que seguro nos recuerdan a los famosos Mallos de Riglos en Huesca, pero con la salvedad de que puedes arrancar con las manos los cantos rodados que los formas. Una pena, pues sería un paraíso para los amantes de la escalada, y más en esta tierra de buen vino, y buenos manjares para los buenos paladares.

Viñedos a los pies de Peña Bajenza


Aún así, tengo entendido que hay alguna vía, como la de la Gran Chimenea Oeste de Peña Bajenza de unos 200m, pero que no es muy repetida por lo peligroso del terreno. Esta vía es junto con otras cuatro, las únicas rutas verticales que surcan esta sobrecogedora mole.



La Peña Bajenza, forma parte del espacio natural de las Peñas de Viguera que constituyen aquí el pie de monte de la Sierra de Camero Viejo.


Vistas desde el Mirador del pueblo de Viguera


Las Peñas de Viguera son la entrada natural al Camero Nuevo a través de la curiosa garganta que se forma entre ellas. La Peña Bajenza ( 941 m ), la Peña Moya ( 954 m ), la Peña Sayón ( 750 m ), el Peñueco ( 765 m ), el Castillo de Viguera ( 1.054 m ) son los nombres de estas interesantes elevaciones.


Isabel llegando a la cruz cimera


Llegar hasta la cruz situada en la cumbre de la Peña Bajenza, nos llevará alrededor de una hora, salvando un interesante desnivel. Las vistas desde su cumbre son dignas de ver.


Cruz cimera


Sombra sobre el valle del Iregua


La sombra que hace esta mole sobre el pueblecito de Islallana a primeras horas de la mañana, casi 300m más abajo, es de las que te hacen dar un paso atrás.





Castillo de Viguera

Si os pasáis por la zona, no dudéis subir a su cima. Y si luego os bajáis a Logroño a tomar unos vinos y unas pinchos por la Calle Laurel o la Calle San Juan, no podéis dejar de probar la Oreja del Perchas, Lo Rotos de Gulas y de Roquefort, las Bravas del Jubera o los pinchos morunos del Paganos y por supuesto, la tortilla del Mere y los Champiñones del Angel o del Soriano.

5 comentarios:

carlos dijo...

viejosssEstá claro que España es un paraíso
de la roca...¿cómo es posible que
solo tenga unas pocas vías, ése pe-
ñote?.
Enhorabuena por el documento.
Carlos Gallego.

El Patxi dijo...

Pocas y menos repetidas aún.
La roca de las peñas de Viguera es de un conglomerado que se deshace con mirarlo.

El primer intento de apertura corrió a cargo de la Escuela Aragonesa de Montañisno a comienzos de los años 70's, sin exito debido la dificultad por superar el techo cimero y al mal tiempo.

A las pocas semanas, un grupo de jovenes de Logroño, pertenecientes a la O.J.E. (Organización Juvenil Española) logró llegar a la cima abriendo la Chimenea Oeste de Peña Bajenza.

Tras su apertura hubo alguna repetición, pero eso fue hace mas de 30 años.

La dificultad de la vía no supera el IV sobre VI (graduación antigua)

Debido a la mala calidad del cemento que une los cantos, a la suciedad de la chimenea por las defecaciones de los buitres y a la persecución de los Agentes Forestales, ya no se escala en ninguna de las peñas de Viguera.

No hay nada publicado sobre estas vías, quizá sus aperturistas y repetidoers tengan croquis caseros olvidados en algún armario, pero lo desconozco.

Hubo varios accidentes en la zona hace años. Un chaval se llevo un bolo con chapa incluida.

Un saludo Carlos.

Luis Mari dijo...

Los escaladores riojanos nos hemos hartado de subir por la chimenea de Peña Bajenza, no hubo algunas repeticiones sino auténticas romerías en los años 80 y 90. Simón Elías equipó las reuniones y Santiago Palacios y Jordi Corominas
abrieron vías en la oeste que incluso a ellos les dieron pánico. No se han vuelto a repetir por la dificultad y el riesgo que supone un conglomerado nada fiable.

Francisco dijo...

Como dice Luis Mari, en esos años hubo auténticas romerías por la chimenea de Peña Bajenza, y también hubo algunos que subían andando y se tiraban con el parapent. Pero las reuniones de la chimenea no las equipó Simón, sino Germán et moi.

Francisco dijo...

Coincido con El Patxi en que la 1ª ascensión fue por un grupo de Logroño de la OJE en la 1ª mitad de los 70, tras el intento fallido de los de la Escuela Aragonesa de Montañismo. Ese grupo era el de espeleología de la OJE de Logroño, lo dirigía un chaval llamado Eugenio y formaban parte los hermanos José Manuel y Emilio Martínez Chácharo, y creo que Emilio participó en aquella primera ascensión. Es interesante que esa primera ascensión la hicieran espeleólogos (que además eran escaladores potentes) porque escalar esa chimenea, y sobre todo el paso clave para salir a los largos exteriores por un agujero al final del 6º largo, es bastante espeleológico.